Tiro Olímpico con carabina

Carabinas chinas

Escrito por tiroolimpico 04-02-2013 en General. Comentarios (0)

Al margen de las preferencias o apreciaciones de cada uno, hay un hecho indiscutible: Anschütz es el fabricante más internacional y más reconocido del mundo. ¿y por qué me atrevo a decirlo así, tan tajantemente? Porque los chinos les han copiado y si los chinos copian tu producto es que eres el número 1.

Bromas aparte, he encontrado por casualidad la web de un fabricante chino que fabrica carabinas de competición:

http://www.jianshe-emei.com/en/product.shtml

 

La web no funciona, así que incluyo un pantallazo:

 

 

La web llevaba más de dos años sin actualizar, pero aun así no tenía desperdicio. Éstas son algunas imágenes de la carabina de .22

 

 

 

 

 

 

 

Y las similitudes no quedan en lo externo o en lo aparente. Mirando más en detalle, la acción es muy parecida a la 2013 (aluminio, cuadrada, sujección de cañón por mordaza de tres tornillos) y el gatillo... bueno, los muelles están en el mismo sitio

 

 

 

 

Y también hacen carabinas de aire:

 

 

 

En este caso es palpable la influencia de Feinwerkbau, haciendo justicia a su liderazgo en aire comprimido.

En definitiva, no creo que a nivel de precisión y fiabilidad sean ninguna maravilla, al fin y al cabo los plusmarquistas chinos compiten con las auténticas alemanas.

 

Qué pena que las fotos no sean de mejor calidad. Será para que no les copien...

El cartucho y sus imprecisiones

Escrito por tiroolimpico 23-11-2012 en General. Comentarios (0)

El cartucho .22 LR pertenece a la familia de los cartuchos de PERCUSIÓN ANULAR, es decir, el fulminante está en el interior del culote de la vaina y prende al presionar o, mejor dicho, percutir, el anillo exterior. El proyectil o bala, que es de plomo, está construido con un vástago más extrecho en su extremo interior que es engarzado dentro de la vaina. La unión entre vaina y proyectil es relativamente débil; uno puede sujetar la vaina con una mano y la bala con la otra y conseguir, con no mucho esfuerzo, que la bala se mueva y gire.

En general, la precisión de este cartucho es muy buena, pero no excepcional. Generalmente, se cree que el diseño de los cartuchos de percusión central tiene ventajas.

 

 

 

 DImensiones de un cartucho .22 lr

 

 

Cartucho .22 lr en esquema. El color verde corresponde al fulminante

 

El martilleo del percutor de la carabina en el borde del culote del cartucho provoca la ignición del fulminante, el cual prende la pólvora contenida en la vaina. La geometría de esta ignición es relativamente desfavorable si la comparamos con la percusión central, ya que la ignición debe propagarse desde un punto en el extremo del culote hacia el resto de zonas del cartucho.

 

Por otro lado, la energía producida sólo por la combustión del fulminante ya es suficiente para que el proyectil salga del cañón, por ello se cree la ignición del fulminante proyecta la carga de pólvora y la bala dentro del cañón y una buena parte de la pólvora prende dentro del cañón, es decir, la expansión de los gases no tiene su origen únicamente en la vaina sino que está un tanto “deslocalizada” a lo largo del cañón. La homogeneidad en la combustión del fulminante y de la pólvora, son, por tanto, vitales, para conseguir repetitividad, o sea, precisión. Ojo, una pequeña parte de la pólvora sale por el cañón sin haber ardido, por lo que en las galerías cerradas se puede llegar a acumular pólvora en el suelo… ¡bum!.

 

El proyectil es de plomo moldeado, sin camisa, y está recubierto por una cera lubricante para evitar el emplomado de los cañones. El plomo es un material blando, fácilmente deformable, que, además, a causa de su proceso de fabricación, puede presentar irregularidades en su geometría e incluso, pequeñas burbujas de aire en su interior que afecten al peso del proyectil e incluso al equilibrio del proyectil durante el giro.

Asimismo, el lubricante debe de ser de calidad, y su dosificación y aplicación debe ser rigurosa para no afectar a la fricción de la bala dentro del cañón.

 

El engarzado del plomo en la vaina no siempre es perfecto, y en ocasiones el eje longitudinal de la vaina y el eje longitudinal del proyectil no están perfectamente alineados, presentando defectos de concentricidad. En otras ocasiones el engarzado es muy débil y el proyectil está “suelto”, y puede girar.

 

Cartucho no concéntrico

 

El grosor del culote también puede presentar variaciones que pueden afectar al ajuste del cerrojo cuando éste se cierra antes de disparar y también pueden afectar en cómo se inicia la combustión del fulminante tras el amartillado.

 

Por último, una última variable a considerar sería el peso de la carga de pólvora, que, aunque muy constante, en ocasiones presenta desviaciones suficientes que afectan a la precisión. Pensad que la pólvora está granulada. Por muy precisa que sea la dosificación, en algunos cartuchos caerá un granito de más (o de menos)

 

¿Significa esto que nuestras balitas son una porquería? No, no realmente. Los procesos de fabricación de munición están muy bien ajustados y controlados. Básicamente, la diferencia entre una munición barata y una munición de prestigio estriba en los controles de calidad del proceso. Para las municiones caras, la variabilidad de peso, geometría, concentricidad, grosor, etc. es mínima, lo cual hace que la munición sea muy constante y fiable.

¿Y eso significa que si uso munición “de la buena” mi carabina va a ser más precisa? La respuesta no es tan sencilla, porque depende de la interacción entre tu carabina y ese determinado lote de munición. Las carabinas tienen “preferencias” por determinados lotes y esto tiene que ver con el armónico de vibración del cañón. Explicaré esto más adelante, pero, para que se entienda el concepto usaré un símil, hay lotes que hacen vibrar el cañón como cuando haces sonar una campanita; tiiiin, y lotes que lo hacen vibrar como cuando se cae una cacerola, cataclooón.

O sea: vibración y armonía.

Visualización del viento

Escrito por tiroolimpico 09-11-2012 en General. Comentarios (0)

El viento es invisible, por eso es tan difícil calcularlo y compensarlo. Sin embargo, si queréis "ver" el viento, podéis hacerlo gracias a esta instalación artística en el Museo Randall de San Francisco:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PQY6ik_lrNs

 

Es un baile fascinante, casi hipnótico. Ahora queda constatado por qué es tan complicado el dichoso viento, ¿no creeis?

.22 LR y la precisión

Escrito por tiroolimpico 26-10-2012 en General. Comentarios (0)

En el tiro olímpico solemos distinguir entre modalidades de “plato” y de “precisión”. A mí me gustan las modalidades de precisión con arma larga, por eso practico a 10 metros con mi carabina de aire comprimido y a 50 metros con mi carabina .22lr. Ambas son carabinas de “precisión”, o al menos así las solemos llamar. Ahora bien ¿cómo de precisas son las carabinas de precisión? Pues bueno, con la carabina .22, dependiendo del lote de munición, se consiguen agrupaciones de entre 15 y 25 mm en la mayoría de los casos. La agrupación ideal teórica, que sería una bala cruzando el agujero que ha hecho la anterior, debería ser igual que el diámetro del proyectil que es sólo de 5,6 mm. Así que esas agrupaciones más bien podrían considerarse “dispersiones”, ya que triplican el tamaño del proyectil. Conclusión: tenemos que hacer algo para conseguir aumentar la precisión de nuestras carabinas o, si no, seguiremos haciendo nueves y ochos toda la vida, je, je.

 

La redacción del párrafo anterior es claramente tendenciosa y sólo pretende despertar un poco de curiosidad por los “posts” venideros, que se centrarán en describir y explicar las causas y las razones que hacen que nuestras carabinas no sean un rayo láser sino que tengan ciertas debilidades “humanas” que las hacen, por qué no decirlo, más interesantes si cabe.

 

La verdad es que nuestras carabinas SÍ son herramientas de precisión (sobre todo si las comparamos con otro tipo de herramientas) y SÍ cumplen con su cometido de hacer dieces.

 

Como el “10” del blanco es de 11 mm, y un tiro en la raya sigue siendo 10, la agrupación teórica que haría todo dices sería: 11mm + (5,6mm x 2) = 22,2mm

 

Así que, amigos tiradores, no tenemos excusa para no hacer 600 puntos: casi cualquier munición puede lograrlo (en teoría).

 

En el próximo artículo os describiré las "imperfecciones" del cartucho .22LR.

Compensar el viento

Escrito por tiroolimpico 11-10-2012 en General. Comentarios (2)

Me he dado cuenta de que, a lo mejor, he empezado la casa por el tejado y he ido demasiado rápido atacando el tema de los “mitos” cuando ni siquiera me he molestado en presentar cómo medir o estimar, precisamente, esa deriva causada por el viento.

Para ello, os recomiendo encarecidamente la siguiente lectura. Se llama”Unravelling The Mystery of Shooting in the Wind” y está escrito por Ross Mason:

http://ebookbrowse.com/magical-mystery-tour-of-wind-shooting-pdf-d178768755

Está en inglés, ya lo siento. Aunque así tenéis otro aliciente más para aprender inglés, si es que no lo domináis.

Básica y resumidamente, el siguiente diagrama (fuente: Ross Mason) os dará las pistas de cómo los vientos desde diferentes ángulos van a desplazar la trayectoria de la bala.

 

 

 

Para entender esta ilustración, el puntito central es la posición del impacto sin viento, y los puntitos numerados son los impactos que cabría esperar con vientos de diferentes direcciones. La dirección del viento está expresada en forma de “reloj”, por lo que los vientos que soplan desde blanco hacia tirador son “las 12”, los que soplan desde tirador hacia blanco son “las 6”, y los vientos perpendiculares a la trayectoria que van de derecha a izquierda son “las 3” y los de izquierda a derecha son “las 9”. Fácil, ¿no?

Primera observación… ¿por qué el viento de derechas (3) me sube el impacto y el viento de izquierdas (9) lo baja? Hay una explicación para esto que se basa en la rotación sobre su eje de la bala mientras vuela y la interacción de ésta con las fuerzas. En el texto anterior lo explican, o también aquí:

http://www.thewindisnotyourfriend.com/read/bernoulli.html

Aunque todavía falta la pregunta del millón… ¿pero cuánto me desvía la bala? Depende de la velocidad del viento. Es un poco empírico. Observad las banderas durante la prueba. El siguiente dibujo (fuente: MEC) pretende esquematizar la desviación producida por vientos laterales a diferentes velocidades, esto es, bandera abajo o bandera arriba.

 

 

Espero que os haya sido de utilidad.